La Estrategia Perfecta para Dejar de Procrastinar

La procrastinación puede convertirse en tu peor enemiga, independientemente de lo qué quieras hacer con tu vida o cuáles sean tus objetivos. Antes de comenzar, debes saber que dejar de procrastinar no es algo fácil.

Es posible que disfrutes escribiendo y en este momento quisieras estar redactando una novela, o preparando nuevo contenido para tu blog. Sin embargo, por alguna extraña razón hay algo que no te deja empezar. De hecho, si estás leyendo este post sobre la procrastinación es porque ahora mismo estás procrastinando.

Ante todo, no te tomes a mal el anterior párrafo, pues estamos aquí para ayudarte a vencer ese mal hábito que es la procrastinación. Gracias a esta publicación, vas a ser mucho más productivo que antes, eso sí, debes poner de tu parte para cambiar este hábito. ¿Estás preparad@ para comenzar? ¡Pues vamos allá!

¿Qué es la procrastinación?

Dejar de Procrastinar

A estas alturas, ya habrás buscado o sabrás el significado de procrastinación, pero si aún no lo sabes, te lo vamos a explicar muy rápido.

La procrastinación es una pérdida de tiempo consciente, y ocurre porque aplazas algo que necesitas hacer sin tener una razón o motivo de peso para posponerlo.

En ocasiones, la acción de procrastinar está ligada a la falsa creencia de creerse incapaz de realizar algo, por eso, dejar de hacerlo es difícil. Esto puede suceder cuando tienes una baja autoestima.

¿Cómo se empieza a procrastinar?

La procrastinación comienza cuando quieres realizar algo, pero te pones una excusa irrelevante. Los diálogos mentales de la procrastinación más comunes son “Me pondré en seguida, pero antes…”, “No puedo hacerlo sin antes…”.

Cualquier diálogo interior que actúe como excusa, puede ser bueno con tal de no hacer lo que debes hacer. Y cuando esto ocurre y no se frena rápido, se genera un hábito muy poco productivo.

¿Por qué procrastinamos?

Detrás de la procrastinación se esconden motivos ocultos ligados a tu forma de percibir el mundo. Dichos motivos, generalmente tienen que ver con el miedo.

Es probable que en tu interior, estés experimentando un miedo que te obliga a posponer las cosas por miedo a los resultados de éstas.

Existen muchos tipos de miedos: miedo a no hacer las cosas bien, miedo a ser rechazado, miedo a ser exitoso, miedo a lo que vendrá…

¿Cómo dejar de procrastinar?

Llegados a este punto, seguramente has tomado la decisión de hacer que la procrastinación pase a ser una cosa del pasado. La mejor forma de acabar con tu enemigo es conociendo su punto débil. En este artículo te hemos dado algunos tips para que aprendas a reconocerlos.

Conocer lo que se esconde detrás de la procrastinación, te ayudará a ponerle fin. Cuando no te sientas seguro, piensa en todo lo que harías, en dónde estarías, si no siguieras procrastinando. Seguro que tienes motivos de verdad para decirle adiós a este mal hábito desde ahora mismo.

Deja un comentario